Cláusulas, sentimientos y traiciones

Ismael Oyón Martín
Lecturas
Comentarios
Compartidos
Comentarios

Alucinado estoy con lo que se está viendo y oyendo referente a los casos de Llorente y Javi Martínez. Traidores, peseteros...increíble.

El Athletic genera un sentimiento de comunión innegable y comprensible entre sus hinchas, debido en parte a una filosofía única pero tan respetable como las demás. Pero de ahí a creer de veras que todos los jugadores de la plantilla, vengan de donde vengan, sueñan desde niños con jugar en el Athletic y retirarse allí va un abismo.

Fernando Llorente llegó muy niño a Bilbao, creció como jugador y persona allí y ha dado unos años buenísimos a su club. Está en su pleno derecho de querer probar cotas deportivas más altas (sí, las hay más altas que el Athletic) y punto.

Javi Martínez llegó a Bilbao previo pago de cláusula a Osasuna. Lo digo porque ya he oído varias veces "el canterano rojiblanco" y la apuesta le salió bien al club. Apostó 6 kilos por un chaval que no había debutado en primera y ahora va a sacar 40 (una auténtica pasada, siendo un buen jugador no los vale ni de lejos). Pues bien, en Bilbao se les tacha de traidores, peseteros...y en el caso de Fernando de "español" utilizado como insulto, que ya es lamentable.

¿Cuando metía goles el año pasado no era español? El Athletic es un club especial, es cierto, pero no el ombligo del universo, y tira de cantera, por supuesto, pero tambien de cartera, y mucho. Es uno de los clubes con las fichas más altas de Primera (en relación calidad-ficha de sus jugadores el que mejor paga sin duda) y su posición de preponderancia económica en Euskadi y Navarra le sirve para ser el pez grande por estos lares. Pero hay peces más grandes económica y deportivamente en otros lugares. Son las reglas del juego, unas reglas que algunos hinchas bilbaínos parece que aún no han comprendido muy bien.